Did Chávez’s get-out-the-vote operation make the difference?

Frequent commenter, colleague, and friend Omar wrote this technical document on voter participation and the October 7th results. I’m posting it in its entirety, in Spanish. Well worth a read. Take it away Omar.

Incidencia de la tasa de participación sobre los resultados del 7 de Octubre, por Omar Zambrano

Los Hechos:

  1. El 7 de Octubre de 2012 se realizaron elecciones para elegir al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.
  2. El resultado final fue un triunfo para Hugo Chávez con el 55,1% de los votos contra el 44,3% de Henrique Capriles Radonski.
  3. La tasa de participación observada de 80,5% fue la mayor en décadas.
  4. La gran mayoría de los reportes y análisis posteriores a la jornada indican que la maquinaria de movilización de votantes oficialistas funcionó muy bien, y que el esfuerzo de get-out-the-vote del partido oficialista PSUV habría sido determinante para obtener el resultado observado.

La Pregunta:

¿Fue la movilización de votantes del PSUV determinante en el resultado del 7 de Octubre?

La Hipótesis:

Si la movilización de votantes del PSUV tuvo un efecto sobre los resultados observados el 7-O, deberíamos observar que existe una correlación positiva entre la tasa de participación y la votación obtenida por Hugo Chávez. En particular, si la alta participación es atribuible a la operación de la maquinaria chavista, en aquellos lugares con mayor participación relativa deberíamos observar una mayor brecha de votos a favor del candidato oficial.

Análisis de la tasa de participación como determinante de los resultados del 7-O

a. Análisis descriptivo

1. Al observar los resultados electorales oficiales del 7 de Octubre, es fácil concluir que no existe uniformidad en la tasa de participación a nivel de centros de votación. Si uno divide la muestra entre centros que mostraron una participación electoral por encima y por debajo del promedio nacional, encuentra que aproximadamente el 57% de los centros mostró una alta participación relativa, el promedio de participación en estos centros fue de 84,4% del padrón electoral y en ellos votaron aproximadamente 8,5 millones de electores. El 43% de los centros mostró una baja participación relativa con un promedio de 76,2% de participación y aproximadamente 6,4 millones de electores.

2. Si unos caracteriza los centros de alta participación relativa (APR) en términos del resultado observado se observa que estos favorecieron abrumadoramente la opción oficialista. En el 76% de los centros APR ganó Hugo Chávez. En esos centros se concentraban 5,1 millones de votantes o el 60% del total de votantes en centros APR. El número de centros APR donde ganó Henrique Capriles fue mucho menor en número (24% del total) y número de votantes (3,4 millones).

3. En términos absolutos, Hugo Chávez logró sacar una brecha de más de 1,6 millones de votos en aquellos centros de alta participación (nota: igual a la diferencia nacional). La oposición no logró compensar este resultado en aquellos centros donde la participación le favoreció. La diferencia entre la oposición y el oficialismo en los centros de alta participación favorece a este último en aproximadamente 690 mil votos.

4. Aún más interesante, el esfuerzo de movilización de votantes por parte del oficialismo logró mejoras relativas no sólo en aquellos centros donde el oficialismo logró ganar, sino en centros tradicionalmente de oposición, donde el oficialismo logró disminuir la brecha. Si uno compara los resultados obtenidos por Hugo Chávez el 7 de OCT en aquellos centros APR, con respecto a los obtenidos en 2010 se observan mejoras uniformes en todos los centros. Este resultado sugiere que el esfuerzo de la operación de movilización de votantes fue uniforme y no se concentró solo en centros pro-oficialistas.

b. Análisis estadístico

5. El anterior análisis proporciona evidencia de que la alta participación contribuyó positivamente al triunfo de Hugo Chávez el 7 de Octubre y, por tanto, daría soporte a la tesis de que la maquinaria de movilización de votantes del PSUV fue determinante en el resultado observado. Sin embargo, las estadísticas descriptivas no ayuda a cuantificar la magnitud y dirección de esa contribución, ni permite distinguir posibles diferencias regionales detrás del resultado nacional.

6. Utilizando los resultados oficiales a nivel de centros de votación, es posible demostrar estadísticamente que la magnitud de brecha Chávez-Capriles dependió críticamente del nivel de participación. El principal resultado del análisis de regresión es que por cada 1 punto porcentual adicional de participación por encima de lo observado en 2010, se observó un incremento 0,40 puntos porcentuales en la diferencia entre Chávez y Capriles con respecto a 2010– lo que en términos técnicos se conoce con el término de elasticidad- . Es decir, donde hubo mayor participación, Chávez ganó con mayor diferencia de votos.

7. El anterior resultado sorprende por su magnitud y es robusto aun controlando por factores específicos como condición rural/urbano del centro, centros con historia de triunfos oficialistas/oposición, o efectos idiosincráticos de la participación por Estado.

8. El 7 de Octubre de 2012 la tasa de participación electoral fue de 80,52%, una de las más altas en las últimas décadas. En comparación a lo observado en las elecciones parlamentarias de 2010 (66,4%), la variación en la participación entre ambos eventos fue de 14,12 puntos porcentuales. Si la estimación anterior es correcta, la participación adicional observada en 2012 produjo un aumento de la brecha entre Hugo Chávez y Henrique Capriles de aproximadamente 5,73 puntos porcentuales.

9. La brecha final observada entre oficialismo y oposición en las elecciones presidenciales del 7 de Octubre fue de 10,8 puntos porcentuales. Si la estimación anterior es correcta, el 53% de la brecha observada entre Hugo Chávez y Henrique Capriles el 7-O podría ser atribuible al esfuerzo de movilización de votantes por parte de la maquinaria del PSUV en la medida en que esta contribuyó a disminuir la abstención. Para facilitar la visualización de este resultado es fácil representarlo en números absolutos: se podría decir que la maquinaria del PSUV logró movilizar hasta 869 mil personas adicionales que votaron por Hugo Chávez. Este esfuerzo de movilización equivale, en promedio, a aproximadamente 22 personas adicionales por cada mesa de votación, o 63 personas por cada centro de votación.

Caracas Chronicles is 100% reader-supported. Support independent Venezuelan journalism by making a donation.