Venga para acá compadre

Y algo yo le comento

Póngase cómodo compay

Que aquí le viene un cuento.

Es la historia de un burro

Un burro noble y empintao’

Uno con un nuevo dueño

El que lo tiene maltratao’.

Se encargó de darle palo

Pa’ que cogiera su lugar

Ideas raras del dueño

Para su cabeza lavar.

Conflicto, pelea y rencor

Le dan a la criatura

Le hablan de cosas raras

Que suenan a dictadura.

Patria, socialismo, muerte

Ponen al burro a pregonar

La doctrina de los idiotas

La gente le dice al pasar.

El burro se ve engordao’

Como con un nuevo aspecto

Intolerante, malvado

Como con mil y un defectos.

Deforme y con ojos rojos

El burro se pone jamiao’

Lo dejan dar vueltas poray

Pa’ dejar todo destrozao’.

Burrostein pierde la razón

Se le ve como irritado

Reparte golpes a discreción

Como todo un tigre rayao’.

La gente empieza a reclamar

A gritar “¿qué vaina es esta?”

El Burrostein pierde el control

No ha terminao’ con su gesta.

Por su ego sensible y frágil

Gente paga platos rotos

Hasta al mismísimo dueño

Le da miedo el alboroto.

A mandarriazos le cae al

Feo burro, ahora molesto

El dueño va y le reclama

“¡Mira todo este descontento!”

“¿Cómo se puede gobernar

Con toda esta anarquía?

No me queda más que tomar

Tomar drásticas medidas.”

Con lanceros y fusiles

El dueño pone a controlar

A ese pobre burro noble

A quien no debió alterar.

El Burrostein se da vuelta

Y con voz de furia dice

“Esto tú lo has creado

A mí no hay quien me pise.”

Esta gente toma nota

Y comienza a reaccionar

A favor del noble burro

Él, que no es el de culpar.

“Fue usted quien le hizo esto

Lo puso todo arrecho

Ahora prepárese dueño

Que va a quedar maltrecho.”

El dueño, todo un cobarde

Roba harto real y huye

Mientras el pueblo celebra

Y a la nación reconstruye.

Al igual que este burro

El pueblo también es noble

Pero ante la arbitrariedad

Jamás se huye o esconde.

Pasó en el ochentainueve

Y de nuevo en el dos mil dos

Cuánta injusticia se imponga, el

Pueblo se alza en una voz.

Burro-pueblo se desinfla

Y vuelve la normalidad

Defenderán lo suyo

Ante la arbitrariedad.

Les dejo esta mandarina

Que pese a no ser en inglés

El que la chupa al derecho

También se la chupa al revés.

Caracas Chronicles is 100% reader-supported. Support independent Venezuelan journalism by making a donation.