Comment of the Day

I’m still digesting the news from yesterday’s press conference, but for now I think new commenter “José” hits all the right notes:

Lo peor de la noche no fue el ver a un hombre totalmente vulnerable, intentando afrontar con dignidad y coraje un momento extraordinariamente difícil. Lo más triste fue recibir su discurso con escepticismo, no creerle, pensar que sus palabras estaban medidas, con el único objetivo que yo (como muchos) bajara la guardia para luego darme otro golpe. El cinismo de otras proclamaciones han creado un callo. Me gustaría que la situación fuese diferente, que hubiésemos ganado la elección hace un par de meses, que él estuviese bien, que se prepara para su retiro en el llano con su familia. Pero no es así. Me gustaría sentir más compasión, pero no puedo creer lo que está pasando. Si realmente la situación es que estamos viendo, si es un enfermo terminal saliendo de la vida política del país, es difícil de aceptar. No puedo creer que esta sea la primera noticia que él haya recibido de su situación; no puedo evaluar el proceso de los últimos 18 meses sin concluir que fue un capricho, el ego enceguecido pensando que estaba por encima de todo, de los diagnósticos, de los consejos de los médicos, del sentido común. Es probable que en los próximos meses sienta compasión, hasta tristeza. Pero por los momentos no es así. Me tiene loco.

Caracas Chronicles is 100% reader-supported. Support independent Venezuelan journalism by making a donation.