Radio Times on WHYY Philly

0

I spent an hour this morning across from George Ciccariello-Maher on Radio Times, a current affairs show from the NPR affiliate in Philadelphia, WHYY. It was easily the best radio show I’ve done in the last week.

1 COMMENT

  1. Best part: the other guest (George CICCARIELLO-MAHER) takes the bait and falls on his own sword when justifying authoritarianism and infringement of freedom of press when expedient to “changing society”.

    How crass! Would this guy ever justify infringements on his own freedoms in his own society? Answer: probably not. That is the hypocrisy of these so-called “revolutionaries”. One standard for “us” and another for “them”.

    • Well said! There are too many people that are revolutionaries in the U.S. and abroad that support chavismo without imagining what these people’s living conditions are. To these people grand projects that change society are always more important than more inclusive regimes, it seems.

      • While the sound was not as crisp as that for the moderator (excellent, btw) and Cicciariello-Maher, it was not as bad as you think. I think you did extremely well. You now own a strong capability on radio. Nothing shabby about your delivery.

  2. Very Good Job, Francisco! Outstanding!! Thank you sincerely for doing this. You approached this the right way: give him the rope to hang himself hahahaha

  3. I haven’t heard it yet, but I will. I don’t know if you were aware of this, but Alek Boyd was on TV (Russian TV, but with an American host) last week with this George guy, as well as an Alex something, a colleague of Mark Weisbrot. The program actually took Alek off after the first break, because he held up a sign reading “Free Judge Afiuni Pussy Riot”. He writes about it in his blog, as well as links to the program which has him on in the first part, but OBVIOUSLY not on after.

    • First of all, I’d say Those numbers are friggin’ rubbish
      Agricultural production index
      Agricultural production indexes are prepared by the Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). The FAO obtains data from official and semiofficial reports of crop yields, area under production, and livestock numbers. Production quantities of each commodity are weighted by AVERAGE INTERNATIONAL COMMODITY PRICE in the base period and summed for each year.
      So they come from reports from the government themselves, and they use the imaginary exchange rate at some points. That’s just enough to call em bullshit. Secondly, i think the point is LACK of production increase, paired with consumption; not if there was increase at all. If you don’t believe that go try to find things in a supermarket without a friggin’ line in bicentenario… Oh, that’s right. You don’t live here, right?

      On the opep thing, yeah, there is a ton of lazy journalism for you to eat around all over the place saying chavez is responsible of the opep prices, but all the War, market forces and other factors are what jumped the price the most. That much is said in the Opec website and the biggest price increase is shown WAY after 1998-2000 when joint diplomacy usually attributed to chavez slowed down production. Since you love chart’s here’s one, and a brief history of the opec from their website with not even a mention Chavez:
      http://www.eia.gov/dnav/pet/hist/LeafHandler.ashx?n=pet&s=rwtc&f=m
      http://www.opec.org/opec_web/en/about_us/24.htm

      • If we import 70% of our maize , 80% plus of our milk, 64% of our sugar and close to half of our grains we are nowhere near self sufficienty in the basic food staples our country consumes , if the govt has purportedly invested so much effort and money in raising our food production that effort has proben a dismal failure , govt statistics are notoriously concocted by the authorities are cannot be trusted in the least .
        Regardin oil prices these have risen as a result of something Chavez claimed to hate , globalization which had such salutary effect on the economic growth of china and other asian countries that it increased world oil demand sky high and with it oil prices . Chavez had nothing to do with it . Pdvsa knew in the early 90’s that prices would boom at the start of the new century ( although china was carefully underreporting its oil imports to keep prices down) , thats what made Pdvsa so keen on speeding the opening of new areas to increase production to profit from the new demand . The notion that Chavez had anything to do with increasing the oil price is laughable !! Venezuela doenst have the pull to exert much influence inside Opep. The real movers and shakers are the Saudi’s and their Gulf allies , the rest just sit tight and obey!! where do they get these fantastic stories from ? Chavez an oil diplomat , what a joke!!

  4. Estimados en CaracasChronicles,
    Advierto que este comentario es largo. Lo escribo para este sitio porque para quien lee la prensa corporativa internacional enlínea en ocasiones se lo refiere y porque se han blogueado aquí cosas pertinentes, sobretodo en las primeras entradas, como por ejemplo la de Francisco Toro sobre el 11 de abril que impide, por lo menos ahí, etiquetarlo de oposición en el sentido menos racional.
    Como de costumbre, la inmadurez en ambas toldas caracteriza la política en Venezuela y en particular las elecciones del 14-A. La coyuntura puntual chavismo/oposición no da cuenta del problema que es ser venezolano más allá de esa dualidad coyuntural; modo de ser que puede entenderse histórica y presentemente. Mi argumento, que sobrepasa el tema central de las elecciones, es que no se entiende y se confunde la información de las noticias abundantes en este contexto de elecciones -como en otros momentos-, sin una crítica integral del venezolano sin perder, al mismo tiempo, la especificidad de aquella coyuntura.
    Sin saber el futuro, concuerdo con la observación de que Maduro y el chavismo usan la figura de Chávez fallecido para construir la persuación emotiva del discurso de campaña. Y el PSUV y el candidato tienen el derecho, por supuesto, de usar la estrategia de su preferencia. Asimismo, la MUD, PJ y Capriles no escapan la emotividad, cosa que reconoció el propio en su discurso de lanzamiento de campaña de anoche domingo 10. Desde el punto de vista de la emotividad, el discurso de Capriles fue valiente, franco y sin reservas; bien visto en comentarios a este sitio. Ahora, la debilidad del discurso está en capitalizar que él respeta el luto para luego descalificar el manejo del luto (manejo válido si cuestionable) señalando a Maduro como persona.
    Observo la persuasión emotiva en ambas toldas como problema que empobrece el nivel del debate político y que también constituye la base-de-hecho sobre la cual la opinión pública construye la “realidad”. El problema es que la emotividad domina el debate y lo personaliza. Esto nos diferencia no sólo de Estados Unidos, Francia, Rusia o China, que también usan lo emotivo en formas distintas, sino también de los latinamente emotivos Brasil, Chile e incluso Argentina (capital latinoamericana del lector). El nivel de debate político en Venezuela es pobre e inmaduro, aún cuando la conciencia política haya crecido en la era Chávez que eliminó la alternancia adecocopeyana que fue democrática.
    Al llamar fraude la sentencia del TSJ Capriles no asume la interpretación oficial y así, aún concordando con que la sentencia es objetable, se contradicen la confianza en el sistema y la participación en el mismo. Ambas toldas tienen derecho a interpretar, pero asumir la legalidad de la sentencia del poder jurídico es la forma única de mostrar confianza en el sistema aún estando en desacuerdo y de evitar así la consecuencia de aquella contradicción: asumir la sentencia como inconstitucional y candidatarse. El factor emotivo impide a Capriles, la MUD y la oposición global, de reconocer la legalidad en desacuerdo y por tanto su participación electoral es venezolanamente ambigua. La asunción de lo legal es un capital político futuro importante, para cuando la hoy-oposición-mañana-gobierno (tal vez no en estas elecciones) exija reconocimiento del sistema por parte del hoy-chavismo-mañana-oposición (este día llegará). Sé que eso es difícil de visualizar ahora, pero en ese supuesto se evitaría en el futuro, por ejemplo, el regreso de actividad guerrillera, situación infinitamente peor.
    Sabiendo que comparar pierde en especificidad, el ejemplo es recordar en 2000 cuando Al Gore reconoce la legalidad de la sentencia que interpretó la victoria de Bush en Florida (sentencia objetable) (y justo en la coyuntura pre-9/11 recordando Fahrenheit 9/11 de Michael Moore). Hubo madurez de asumir la legalidad de la sentencia del poder judírico, en desacuerdo, así mostrando la confianza en el sistema que es la base para que la república funcione como tal y en la mente de la colectividad. Con sus imperfecciones, la asunción de lo legal rige así también hoy en Brasil, Chile e incluso Argentina.
    A mi parecer fraude es cuando un artículo pierde el objetivo, que aquí es convocar elecciones ante la falta absoluta. Concuerdo con que la sentencia da ventaja a Maduro, pero si se encargara el presidente de la Asamblea, claramente habría la misma ventaja que deriva del apoyo gubernamental. ¿Qué opinan? Entonces Capriles se limitó a contrariar la sentencia y señalar la ventaja así perdiendo la oportunidad de elaborar propuestas concretas (por ejemplo fue bueno cuestionar la devaluación, pero ello es sistémico en Venezuela y él no propuso algo diferente) y superar (sin abandonar) la emotividad porque funciona en la mente del electorado venezolano (pero no puede ser lo único que la mueva). Por supuesto, queda toda la campaña breve por desarrollarse aún y que promete entretener…
    Es criticable que la tolda chavista domine los tres poderes, pero aún así la existencia formal de los poderes evidencia formalmente la democracia. La dinámica entre la forma y su uso (o abuso) permite medir la “democracidad” de una democracia, pero la existencia formal hace la diferencia entre ella y la dictadura llana. También era frágil la “democracidad” de la alternancia adecocopeyana. Ejemplo semejante y contrario son los que concuerdo en llamar golpes de estado a Zelaya en Honduras y a Lugo en Paraguay, pero que fueron técnicamente legales porque permanece en ambos casos la existencia de los tres poderes.
    Aquí la consideración de la cultura venezolana en su dimensión histórica se hace necesaria para diseñar una comprensión de la coyuntura presente. Rápidamente diré que la cultura criolla tuvo y tiene sus características y los descendientes mantuanos no son una abstracción teórica. Los criollos son hispánicos producto de la herencia colonial y la organización social de la independencia. Sólo tocaré el hecho histórico de que compartimos la misma rama de cultura social que produjo, en la geografía bolivariana, rioplatense, centroamericana y mexicana, los caudillos decimonónicos y los dictadores neocolonizados o nacionalistas del XX y en el caso ibérico a Franco. Acortando, en Venezuela el sistema republicano se caracteriza cultural y estructuralmente por el presidencialismo dictatorial. Contrasto formalmente aquí el adjetivo “dictatorial” del presidencialismo venezolano con el substantivo “dictadura” para explicar que concuerdo en adjetivar a Chávez y el chavismo de dictatorial en su uso (o abuso) de la democracia que, guste o no, también concuerdo, es lo substantivo. Un ejemplo de estilo dictatorial o hiperpresidencial fue el gobierno de Zarkozy en Francia, extrapolando, país de cuya Revolución de 1789 la independencia hispanoamericana adoptó el ideario republicano. Así es la historia de nuestro paradójico sistema republicano constitucionalista-democrático presidencialista-dictatorial.
    Cuando la oposición llegue a la presidencia en esta era post-Chávez que inicia (reitero, tal vez no en estas), ¿ustedes creen que los descendientes políticos de los criollopardos venezolanos cancelarán la herencia del presidencialismo dictatorial, en el sentido en que lo he formulado?
    Claro que no: pensar en Chávez, Capriles o cualquiera en la coyuntura presente fuera de los rasgos recurrentes en nuestra histórica conforma un análisis abstracto e incompleto, sin que ello impida la posibilidad de cambios profundos futuros…
    Otro asunto: las declaraciones del MinDefensa son tema delicado. En el caso de que gane Capriles y las FA desconozcan los resultados, entraríamos en dictadura sin más. Mientras eso no pase, se podrían “entender” las declaraciones como la posición electoral de las FA sin que ello implique intención de golpe. (Recuerdo que cuando el alto mando militar y Chávez salen en televisión por el Referéndum de 2007, no se desconoció el triunfo electoral del NO.) El tema es incómodo porque las declaraciones hacen ambigua la distinción entre la constitucional neutralidad militar y la posición electoral como derecho ciudadano (que incluye al militar). En consecuencia, hace ambigua la confianza en el sistema arriba mencionada.
    Con la partida física de Chávez la tolda chavista que domina los poderes evidencia por esa misma pérdida hoy más que ayer la relativa cohesión partidista de su proyecto en el contexto democrático que incluye el conjunto de partidos opositores. Si este blog tiene alguna influencia, entonces podría ser útil comenzar a cuestionar la retórica de la “valentía” caprilense y de la “fidelidad” madurana como estrategias de persuasión emotiva en el discurso de campaña de forma de, primeramente, sacar de la mediocridad actual el nivel del debate político en Venezuela.
    En segundo lugar, este tipo de forma de pensar puede comenzar a formular el problema de ser venezolano de manera integral (“comprehensive” si quieren), o sea, a analizar la diferencia chavismo/oposición junto con y desde los rasgos que han caracterizado al venezolano en su historia.
    Porque es mediocre y buro-tecnócrata la crítica que opone la Cuarta República y la Quinta únicamente para sumar y restar los puntos de cada una en corrupción, devaluación, violencia, inflación-especulación, petrodependencia y monoindustria, desequilibro exportación-importanción, injerencia a la soberanía, retórica arcaica, etc. A partir del período petrolero, estos son problemas sistémicos de la economía venezolana por más de 9 décadas.
    Analizar la diferencia chavismo/oposición en términos venezolanos ayudaría a apreciar, por ejemplo, la petrodependencia en ambas la Cuarta y la Quinta como problema económico sea del capitalismo (entendida como productividad privada libre fiscalizada por el Estado), sea del socialismo (entendido como transferencia del manejo del capital del propietario al Estado, distinto del burocratismo autoritario soviético) en el contexto venezolano desde 1922.
    (Paréntesis. Innecesario explicar que sistema político y modelo económico no son lo mismo sino que están en relación. Es decir, el sistema político de la democracia es una cosa y otra el modelo económico capitalista; ahora en relación son las democracias liberales de EE.UU. y Europa. Puede haber socialismo democrático, como el de Allende, pero no todo socialismo es democrático. Por el ejemplo, el soviético y el cubano relacionan socialismo y autoritarismo unipartidista, punto en común con el comunismo chino. La cuestión se hace compleja, porque luego está es capitalismo estatal… Y no olvidemos que la relación entre capitalismo y autoritarismo es igual a fascismo, como es el caso del Nazismo [recordemos que “socialismus” fue término de uso nominal, no conceptual, con Hitler)]. Pero hay que notar que la fusión de los elementos es común. Por ello, cuando Inglaterra defiende la “democracia” se refiere a la economía capitalista, puesto que la monarquía parlamentaria y su primer ministro son formalmente diferentes que la república presidencialista a la que apunté más arriba.)
    En tercer término, tal modo de cuestionar las cosas venezolanas contribuiría a consolidar la cultura de la confianza en el sistema republicano (“no-matter-what”) de modo de que, paradójicamente, la población pueda reconocer al otro (el capitalista al socialista y viceversa, la clase A a la D y así sucesivamente) y puedan coexistir democráticamente prácticas económicas opuestas. Eso suena utópico, pero, de hecho, ya constituye la situación actual, sólo que en desconocimiento y en coexistencia antagónica.
    El último comentario tiene que ver con el uso del inglés. Este es un espacio comparativamente inteligente, manejado por y en el que participan personas con alto nivel educativo con experiencias formativas y profesionales nacionales e internacionales, haciendo al espacio algo poco frecuente entre las informaciones corrientes sobre política venezolana. Pero la preferencia, o gusto, si se quiere, explícita del inglés, casi siempre estadounidense, plantea algunas cuestiones que paso a formular brevemente. La escogencia evidencia que el lector potencial deseado pertenece al mundo anglófono, sea norteamericano o europeo y al mundo del inglés como lengua franca e idioma internacional. Esto es positivo en el sentido de que las cuestiones venezolanas van dirigidas al mundo desde el propio país, sin los lugares-comunes y visiones-de-mundo estereotipados de los media corporativos (como Simon Romero y William Neuman del NYT y Juan Forero del WP, por sólo nombrar dos). Aunque también el español es una lengua mundial e internacional, si bien no de la misma forma, por el hecho lingüístico de América Latina, España y los latinos en Estados Unidos y los emigrados del mundo. Por otro lado, el blog abre espacio a un modo venezolano de ser y sentir bicultural. Importante porque el uso de un idioma no es sólo comunicativo sino que capta la identidad cultural del idioma utilizado. Es un argumento a favor de la multiculturalidad, no siempre harmoniosa, que permite verse a sí desde fuera, pero, dependiendo de cómo se articulen las cosas, puede también llevar a la enajenación y autoalienación; cuando el código (through which they judge us; the pleasure of syntax and sense, from irony to criticism; a certain and pragmatic way of reasoning) y el referente (la experiencia venezolana en español y la vaina) se distorsionan cultural y políticamente entre sí. ¿Acaso la experiencia republicana o “democrática” es idéntica entre los países? ¿Y cuando es impuesta? ¿Sigue siendo tal? Por otro lado, dentro de Venezuela el público potencial del blog se reduce a una parte pequeña de la ya minoritaria élite y clase pudiente en general. Anyone disagree? Wanna bet? La preferencia puede ser en particular negativa porque excluye de hecho a la mayoría de Venezuela monolingüe, especialmente cuando se trata de un tema de interés vital y cotidiano para su población y donde, vuelvo a mi argumento, el modo de ser y expresar es demasiado emotivo y ambiguo. Es decir, el impacto del sitio contribuye poco con su objetivo autopropuesto: una visión crítica del chavismo, lo que puede entenderse también como un pensamiento ciudadano y una opinión pública con conciencia política crítica. El blog no tiene como escapar su realidad bilingüe; tal vez sea hora de abrirse más al biliguismo, o sea, al español también.
    Agradezco su paciencia y les deseo todo lo mejor.
    Saludos, Dionisio Márquez.

  5. Jeesees, is he trying to fillibuster this blog? I have other stuff to do.

    By the way, where do people like Ciccariello-Maher come from and how do they manage to become reputable university professors?
    “Toward a Racial Geography of Caracas: Neoliberal Urbanism and the Fear of Penetration”??

  6. Impressive radio show, Quico, although your “opponent” was cartoonishly scary. Lives in some other universe. This Orwellian concept of continuous revolution is bizarre, these people want to live in a blender.

  7. Very well done Quico. The format was very good for you because it wasn’t rushed at all.
    I also liked the program conductor Marty Moss she was very fair and knowledgeable on the subject.

  8. Now that I’ve heard the whole broadcast, I have to say that his entire response to the question regarding the Constitution was evasive and lacked any true answer btw. Chavez was not sworn in – and there was a clear violation of the Constitution there. The Constitution does not leave room for the interpretation of the Constitution being that “an incumbent President gets special rules which may play in favor of the previous administration.”

    And then he tried to turn the “ticket at the Indy 500” around on Quico…his argument was incredibly weak. It is interesting that Quico granted certain achievements and advances to the Chavez administration but George was completely critical of anything anti-Chavez related. I think there is a major imbalance that needs to be addressed in leftist academia when analyzing chavismo – many professors are so supportive of Chavez they excuse almost any constitutional violation in the name of revolution and social change.

Leave a Reply