Quién dijo que aquí no se hace periodismo de investigación?

0
Borrwoing at 20,23% interest... #TendremosPatriaCuandoPaguemosLaHipoteca
We’re borrowing from these guys at 20,23% interest… #TendremosPatriaCuandoPaguemosLaHipoteca

What’s that you say? You wanna mug Mr. Alcasa? ‘mafraid you’ll have to get in line behind Mr. Glencore here.

Take it away, Clavel Rangel, Katherine Pennacchio, Marianela Balbi and Joseph Poliszuk:

La crisis alimenta un círculo vicioso: ahogada en deudas y caídas de la producción, Bauxilum accede a hacer más deducciones de dólares por tonelada a cambio de dinero fresco de Glencore. La táctica le permite a ganar tiempo para aplacar conflictos laborales, pero no de a gratis. Bauxilum queda comprometida para el futuro. Deberá enviar más alúmina a Glencore pero a cambio de menos divisas en los próximos años.

Also, check out their follow-on piece. Of course, it wouldn’t be a Chávez-era chanchullo without an accompanying CADIVI scam. In fact, it looks like this guy Roberto Wellisch has been doing pretty much exactly the arbitrage scam I described days ago: buying aluminum cheap at the price-controlled domestic rate (since he’s represents a local company called ACBL) and selling dear in dollars (since he’s also – conveniently enough – a Glencore rep.)

The added twist is that the aluminum the “local” firms buy cheap from CVG affiliates isn’t even made in Venezuela – it’s imported at the international price!

ACBL es también la empresa que en 2012 recibió de Bauxilum un cargamento de bauxita cotizado a un precio 66 por ciento menor al precio con que la estatal venezolana lo había comprado en el mercado externo. Inscrita ante el Registro Mercantil Primero del Estado Bolívar, tiene su sede en la misma oficina 602 de la Torre Las Mercedes de Chuao, Municipio Baruta, Caracas, donde los representantes de Glencore en Venezuela establecieron su casa de representaciones con el nombre de Palmat.

Desde el mismo edificio, unos pisos más arriba, despachaban  el ex ministro de Industrias Básicas y Minería, Rodolfo Sanz, quien firmó los contratos a futuro, y su sucesor, José El Chino Khan, máximo responsable de las empresas básicas antes de salir al Banco Central de Venezuela (BCV) y llegar, por ahora, a la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

Wellisch, el directivo de ACBL de Venezuela, pasa por una puerta giratoria y aparece como Wellisch, el representante de Glencore. Pero también Wellisch puede hacer el número de accionista en Trefymaca, Alambres del Yaracuy o Armco. En cada rol impulsa y supervisa un carrusel retroalimentado de permanentes ganancias para Glencore y su propio entorno.

I’m sure having a long-standing relationship with Wellisch doesn’t compromise José Khan at all.

1 COMMENT

Leave a Reply